Productores exigen a diputados federales justicia presupuestal para el campo

   Campe Culiacán, Sinaloa.- Poco más de mil 200 campesinos sinaloenses salieron con destino a la ciudad de México, a bordo de veintidós camiones para exigir mayor presupuesto al campo.

  El grupo de productores agrarios arribaron éste martes muy temprano al Palacio Legislativo de San Lázaro, donde en coordinación con otros campesinos del país exigirán a los diputados federales un Presupuesto de Egresos de la Federación, acorde a las necesidades reales que ocupa el campo mexicano.

   Por la delegación Sinaloa, viajan el presidente del Congreso Agrario Permanente Agustín Espinoza Lagunas y el dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias Faustino Hernández Álvarez.

     Por su parte el dirigente estatal del PRI, Jesús Valdés Palazuelos, se sumó al contingente como hijo de ejidatarios y como militante de la Central Nacional Campesina (CNC).

  Son 30 mil millones los que se deben reasignar dijo, y es posible hacerlo.

  Explicó que el mismo Gobierno Federal dice disponer de 260 mil millones de pesos, de modo que sí hay recursos para reasignar. Esa austeridad se ve en la falta de recursos ya etiquetados para distintos programas y diversos sectores sociales.

   "Los recursos no están llegando ni aun cuando están presupuestados".

   El dirigente tricolor dijo que solicitará el apoyo de los diputados federales del PRI para que le abran las puertas de la Cámara Federal de Diputados al contingente campesino de Sinaloa.

  Pero además, expuso, buscará a todos los diputados y diputadas de Sinaloa para que luchen por la reasignación de los 30 mil millones de pesos.

 En las comisiones de Agricultura y de Presupuesto, observó, el PRI ya tiene a la diputada Érika Sánchez y al diputado Alfredo Villegas Arreola, y aseguró que ellos harán todo lo posible por atender la demanda de los campesinos de Sinaloa.

   Valdés Palazuelos aclaró que la visita del contingente sinaloense a la Cámara Federal de Diputados será de forma pacífica y externó su deseo de que no le cierren las puertas de lo que es "la casa de México".